Las personas que sólo tienen del Espiritismo un conocimiento superficial, se ven naturalmente impulsadas a hacer ciertas preguntas, cuya resolución hallaría con un estudio profundo. Pero les falta tiempo, y a menudo voluntad para entregarse a continuadas observaciones.

Se quisiera, antes de empezar semejante tarea, saber por lo menos de qué se trata, y si vale la pena que nos ocupemos de ello. Nos ha parecido, pues, útil ofrecer en resumen la respuesta que debe darse a las preguntas fundamentales que nos dirigen diariamente. Esto será, para el lector, una primera iniciación, y ahorro de tiempo para nosotros, dispensándonos de repetir constantemente lo mismo...
Descarga – Gratis